Puedes registrarte haciendo Click aquí y disfrutar todas las características de nuestra comunidad. Podrás retar a los líderes, leer temas, acceder a descargas, etc. Para una excelente visualización del foro usa o descarga Google Chrome

No estás conectado. Conéctate o registrate

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo  Mensaje [Página 1 de 1.]

#1 Una Adaptación de Asia hasta América. el Dom Dic 07, 2008 5:33 am

Invitado


Invitado
Una Adaptación de Asia hasta América.
Como hicieron en las dos primeras películas de Pokémon, el productor Norman Grossfeld y el director Michael Haigney colaboraron en adaptar esta nueva aventura para las audiencias americanas, un proceso que Grossfeld describe como "mirarnos a nosotros mismos en una habitación durante un mes". En realidad, el tiempo entre que vieron la cinta original y que comenzaron a escribir el guión nuevo fue más largo, donde la
mitad de ese tiempo se usó en considerar distintas posibilidades. Habiendo sido colegas creativos en un gran número de proyectos en los últimos 15 años, los dos están bien sintonizados al sentido del humor y estilo narrativo de cada uno, lo que es un gran avance en un trabajo donde tanto depende del matiz y la interpretación. Juntos ellos han escrito guiones para la popular serie de televisión 'Pokémon' con Haigney como director y Grossfeld como productor ejecutivo.

Como con las primeras adaptaciones de 'Pokémon', el reto era presentar 'Hechizo de los Unown' de una manera que permaneciera fiel a la historia original al mismo tiempo que fuera totalmente accesible a las audiencias americanas y les ofrezca algo con lo que se puedan identificar.

Tanto Haigney como Grossfeld ven la diferencia entre estas dos audiencias como un asunto de sensibilidad. El contar cuentos en Japón involucra una gran dosis de fantasía y algunas veces eso sirve para explicar o sugerir una explicación para algo que no está claramente presentado en la historia, mientras que la tradición de contar cuentos americana depende en mayor medida de la narrativa. Como Haigney explica: "El reto esta vez fue hacer que los elementos fantásticos de la película fueran más lógicos. Así que gran parte de nuestro trabajo en esta película fue crear maneras de explicar estos elementos para que públicos de todas las edades pudieran fácilmente suspender su incredulidad y disfrutar la historia". Además de los elementos más esotéricos de adaptar el material de una cultura a otra, también está el problema práctico de la animación como tal. Algunas veces, como Haigney sostiene, decidir si una idea funcionará o no requiere contar los "aletazos de boca", el número de veces que un personaje abre y cierra su boca mientras son dichas sus líneas, o cómo la última sílaba en una oración coincidirá con la posición de la mandíbula.

"Las pistas de las voces son grabadas primero en japonés, así los animadores pueden hacer coincidir sus dibujos con los movimientos de la boca", explica Haigney. "Muchas palabras en japonés terminan en vocal, lo que significa que las bocas de los personajes a menudo permanecen abiertas al final de las oraciones, mientras que en inglés la mayor parte de las palabras termina en consonante, lo que deja mayormente la boca cerrada. Así que siempre estamos luchando para que el diálogo encaje naturalmente en las bocas abiertas existentes de los personajes". Como con cualquier otra parte del proceso de filmar, éste es uno de los detalles que el público solo notará si está hecho incorrectamente. El acierto de Haigney y Grossfeld fue crear un diálogo en ingles que encajara con la animación japonesa tan bien que el público se involucrará en la historia sin pensar nunca en el hecho de que el trabajo de arte y las pistas de voces fueron creadas por separado en dos idiomas distintos.

Finalmente, una nueva banda Sonora tiene que ser creada para acercar a la audiencia americana a la historia y para acentuar la acción, una banda más integrada a los movimientos de los personajes y a las experiencias en la pantalla que en la versión original japonesa.

Nada de esto es fácil, pero -como Grossfeld dice de su tercera adaptación de Pokémon-, "Es muy entretenido. La película japonesa era excelente y fue nuestro punto de partida. Tratamos el material con respeto y se convirtió en un reto creativo para nosotros hacerla mejor para nuestro mercado sin perder ninguno de los elementos que la hicieron grande en la versión original".

Parte de lo que hace tan buena a la cinta original, es la calidad del trabajo de arte en su totalidad, aunque especialmente en la riqueza reforzada y la saturación de color de los fondos. Como la animación por computador se ha vuelto más sofisticada y el estilo de dibujo japonés gana más con un atractivo mundial, los realizadores de Pokémon permanecen en la cima tanto de estilo como de tecnología.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba  Mensaje [Página 1 de 1.]

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.